Peregrina de Paz : Su Vida Y Obra En Sus Propias Palabras

Introducción

PEREGRINA DE PAZ tuvo un impacto en la gente al caminar alegremente por el país, que nunca podrá expresarse adecuadamente. Animó e inspiró a miles de personas durante sus 28 años de peregrinaje por la paz. Aquellos a quienes conmovió de una manera personal, guardan recuerdos muy especiales - hablando, riendo, caminando juntos, escuchando historias del peregrinaje sentados alrededor de una mesa, conduciéndola en automóvil hacia alguna de sus conferencias o diciendo adiós con la mano al partir de prisa hacia su próximo destino.

Desde 1953 hasta 1981, esta persona de cabello cano, de alegre disposición a su llamada, fue una servidora del mundo. A medida que se acercaba a cada aldea de provincia o gran ciudad, llevaba para cada uno que conociera un mensaje de paz expresado de la manera más simple: Cuando suficientes de nosotros encontremos paz interior, nuestras instituciones se volverán más pacíficas y no habrá más ocasión para la guerra.

Después de su muerte en 1981, algunos de sus amigos de todo el país nos reunimos en Santa Fe, Nuevo México para recordarle y compartir nuestras experiencias relacionadas con ella. Unos cuantos nos quedamos para poner manos a la obra en el proyecto del libro, idea que había estado en cada uno de nuestros corazones por algún tiempo. Hemos tratado de presentar en este libro la extraordinaria vida de Peregrina de Paz y sus enseñanzas en su forma más simple - en sus propias palabras. Estas se reunieron de su pequeño folleto Pasos hacia la Paz Interior, sus diecinueve boletines Los Progresos de Peregrina de Paz, conversaciones privadas, extractos de su correspondencia y conferencias que, a través de los años, grabaron muchas personas. Otras valiosas fuentes fueron los miles de artículos periodísticos y otros materiales impresos que se encuentran en la Colección de Peregrina de Paz de la Biblioteca de Paz del Colegio Swarthmore.

Aun cuando son sus propias palabras, este libro no lo escribió ella como una autobiografía. Parte del material fue transcrito al pie de la letra de cintas grabadas, lo cual le da a ciertos pasajes una calidad más bien hablada que escrita. Desearíamos que ella hubiese escrito su propio libro. La gente le preguntaba a menudo si escribiría su propia historia, y más de una vez contestó, "En realidad he escrito material suficiente para un libro - sólo que no está en forma de libro".

Ponerlo en forma de libro ha sido nuestra labor.

Aunque su mensaje básico nunca cambió, una variedad de detalles y experiencias ilustra cada uno de sus comunicados. Puede ser que se encuentren repetidas algunas de sus concisas declaraciones de principios o aforismos, aunque por lo general dentro de un nuevo contexto.

***

 El mensaje simple y a la vez profundo de la vida de Peregrina de Paz y de sus palabras, se necesita con apremio en la búsqueda de la paz por la humanidad. Ella nos ha dado una esperanza renovada en el futuro de este mundo - la esperanza de que suficientes personas puedan alcanzar la paz interior como para que la paz mundial sea posible. Ella nos ha dado el ejemplo de una persona que vivió con paz en su interior y que se llenó de una energía sin límite que creció en lugar de disminuir con la edad.

Robert Steele escribió en el periódico hindú 'Gandhi Marg': "Peregrina de Paz habla con sorprendente autoridad y confianza; nos recuerda a uno de los enviados de Dios en los tiempos bíblicos. Sin embargo, sus palabras no suenan a fanatismo o dogmatismo. Por el contrario, suenan a una profunda sinceridad y devoción de un ser humano que estuvo vinculado a una sabia e inefable visión . . ."

Conocida de costa a costa simplemente como Peregrina de Paz, fue su deseo hacer hincapié "en el mensaje y no en el mensajero". Nunca dio detalles de su vida, los cuales consideró poco importantes, tales como su verdadero nombre, edad y lugar de nacimiento. Y ya que este libro se refiere a su peregrinaje dicho en sus propias palabras, hemos decidido no incluir estos detalles, los cuales pueden encontrarse en otro lugar.

"No quiero que la gente me recuerde excepto con respecto a la paz", dijo. Para aquellos de nosotros que la conocimos bien y que la vimos a través de los años, quedará siempre como la Peregrina de Paz serena y afectuosa - llena de humor, vitalidad y alegría de vivir.

Nacida en una pequeña granja del este, a principios de siglo, creció modestamente, y como mucha gente, poco a poco adquirió dinero y cosas materiales. Cuando se dio cuenta que esta vida alrededor de sí misma no tenía sentido y que los bienes terrenales eran un obstáculo más bien que una bendición, caminó toda una noche en el bosque hasta que sintió "una disposición absoluta, sin la menor reserva, a dar mi vida a Dios y a servir a los demás".

Gradual y metódicamente adoptó una vida de simplicidad voluntaria. Empezó lo que iba a ser un período de 15 años de preparación, sin saber realmente para lo que se estaba preparando. Hizo trabajo voluntario para algunos grupos que promovían la paz, y también trabajó con personas con problemas físicos, emocionales y mentales.

Durante este período de preparación, y en medio de muchos altibajos espirituales, encontró la paz interior - y su llamada.

Su peregrinaje por la paz empezó la mañana del 1º de enero de 1953. Hizo votos "para permanecer en peregrinación hasta que la humanidad haya aprendido el camino de la paz". Peregrina de Paz caminó sola, sin un centavo y sin respaldo de ninguna organización. Caminó "a manera de oración", y como una oportunidad para inspirar a otros a orar y trabajar por la paz. Vestía blusa y pantalón azul marino, y una túnica corta con bolsas alrededor en donde llevaba sus únicas pertenencias terrenales: un peine, un cepillo de dientes plegable, una pluma, copias de su mensaje y su correspondencia actual.

Después de caminar 25 000 millas, lo cual le llevó hasta 1964, dejó de contar millas y su primera prioridad fue hablar, aún cuando seguía caminando todos los días. Su programa de conferencias, siempre en aumento, hizo necesario que empezara a aceptar con frecuencia que la transportaran.

Peregrina de Paz habló con miles de personas durante la era McCarthy, la guerra de Corea, la guerra de Vietnam y sucesivamente. Se encontraba con la gente en las calles de las ciudades y en los caminos polvorientos, en los barrios, los suburbios, desiertos y paradas de camiones. La entrevistaron todas las estaciones nacionales de radio y televisión, al igual que cientos de estaciones locales a través del país; reporteros de periódicos de innumerables poblados y ciudades, chicas y grandes, escribieron acerca de ella. Ella los buscaba, si no la encontraban primero, para que la gente oyera su mensaje. Dio charlas a grupos universitarios de psicología, ciencias políticas, filosofía y sociología, asambleas de secundarias y preparatorias, clubes cívicos; y habló desde los púlpitos en infinidad de iglesias.

Al pasar los años, su entusiasmo contagioso, su ingenio y su sencilla sabiduría ampliaron su llamamiento, y quienes la escuchaban respondían cada vez más con una risa cálida y espontánea, y con preguntas meditadas.

Y todos estos años en que muchos de nosotros teníamos cada vez más miedo de caminar por nuestras calles, ella caminaba por los lugares 'peligrosos' de las ciudades y dormía junto a la carretera, en las playas y en las paradas de autobuses cuando no se le ofrecía una cama. A través de los años, los desconocidos se volvieron amigos, invitándola a sus casas y planeando sus conferencias, a menudo con un año o más de anticipación.

Peregrina de Paz creía que habíamos entrado en un período de crisis en la historia de la humanidad, "caminando al borde entre una guerra nuclear de aniquilación y una era dorada de paz". Sintió que era su llamada desprender a la gente de su apatía, y hacer que pensara y trabajara activamente por la paz. Siempre alentó a la gente a buscar la verdadera fuente de la paz en su interior y a emplear medios pacíficos en sus relaciones con otros.

***

Cuando murió, Peregrina de Paz cruzaba el país por séptima vez. Había recorrido los cincuenta Estados, y también había visitado las diez provincias del Canadá y algunas partes de México. En 1976 una persona la llevó en avión a Alaska y Hawai con el fin de conocer a los hijos de ésta, caminar, y dar charlas en las iglesias y a través de los medios de comunicación. En 1979 y 1980 regresó a esos Estados, llevando consigo grupos chicos de personas que deseaban aprender más acerca de su estilo de vida. Tenía planes para regresar a Alaska y Hawai en 1984, y estaba pensando en invitar a otras personas para que se unieran a ella en 'viajes de inspiración' por diversos Estados en los años venideros.

Hizo lo que le gustaba llamar "la gloriosa transición hacia una vida más libre" el 7 de Julio de 1981, cerca de Knox, Indiana. Murió de inmediato en un choque de frente mientras era conducida hacia una conferencia. Muchos de sus amigos a través del país estábamos pasmados. En cierta manera, nunca imaginamos que Paz sería llamada a dejar esta vida terrena tan pronto. No obstante, un amigo escribió: "Estoy seguro que el carácter de la transición, sin que ella dejara su actividad hasta que aquélla ocurrió, fue tal y como ella lo hubiese deseado".

En su última entrevista en un periódico dijo que tenía una salud radiante. Estaba planeando su itinerario más allá de su ruta actual de peregrinaje y tenía compromisos para hablar hasta 1984. Ted Hayes, de la estación de radio WKVI en Knox, en una entrevista con ella grabada el 6 de Julio comentó, "Usted parece ser la persona más feliz". Ella contestó, "Desde luego que soy una persona feliz. ¿Cómo podría alguien conocer a Dios y no estar gozoso?".

Los mensajes de amigos que han sabido de su muerte se siguen recibiendo en el pequeño correo de Cologne, Nueva Jersey, desde donde se le enviaba toda su correspondencia. Las cartas son conmovedoras: "Mi Querida Paz, me acabo de enterar de tu muerte de este cuerpo terrenal . . . si no es así, por favor escríbeme". Alguien más escribió, "Sé que estás en unidad con Dios . . . te veré en el Universo . . . "

El editor que la entrevistó en 1960 y que se volvió un gran amigo suyo escribió, "…llevo en mi corazón series de oraciones, agradeciéndole sus enseñanzas y su impacto e influencia en mi vida, deseándole lo mejor en su viaje …"

Un amigo en Massachusetts escribió, "Fue un golpe fuerte, por decir lo menos, ¡y una gran pérdida para nuestro pequeño planeta! Mi corazón está colmado en este momento, porque yo, como muchos otros, ¡queríamos tanto a Paz! Pero al mismo tiempo siento que su presencia siempre estará entre nosotros a través de sus bellas enseñanzas y de la vida que ella ejemplificó . . . "

Muchos han escrito con la esperanza de que se hiciera un libro para ayudar a difundir su mensaje especial de paz y de amor. Muchos otros han dicho que están pensando en escribir artículos u obras más amplias sobre ella. Esperamos que este libro sea un recurso valioso para éstos y para futuros escritores, así como una inspiración y aliento para quienes nunca tuvieron la gran fortuna de conocerla.

Alguien que captó su espíritu escribió, "Las semillas de la paz se han diseminado bien. Es el deber de todos los que fueron conmovidos por ella iniciar la cosecha".
Tenemos la esperanza de que sus palabras y su espíritu continuarán inspirando. Y nos unimos contigo en un círculo de amor, con todos los demás que la conocieron y que fueron conmovidos por ella. . .

Libre de la Tierra, tan libre como el aire,
Ahora viajas por doquier.

- Cinco de tantos amigos de Paz
- Santa Fe, Nuevo México
- 31 de Marzo de 1982

Próximo Capítulo // Regresar // Página inicial de Peregrina

revised 11/06/01