Peregrina de Paz : Su Vida Y Obra En Sus Propias Palabras

Pensamientos para Meditar

NO SE VISLUMBRA LA LUZ sin caminar el sendero. No puedes obtenerla de alguien más, ni puedes darla a alguien. Da simplemente cualesquiera de los pasos que te parezcan más fáciles, y en cuanto des algunos, te será más fácil dar otros más.

*****

Cuando conoces tu parte en el esquema de las cosas, en el Plan Divino, nunca existe un sentimiento de insuficiencia. Siempre se te dan los recursos para cualquier situación, para cualquier obstáculo. No hay tensión; siempre hay seguridad.

*****

Cuando tienes comunicación constante con Dios, un recibir constante desde dentro, jamás hay duda alguna; conoces tu camino. Te conviertes en un instrumento a través del cual se hace un trabajo, por consiguiente no tienes un sentimiento de logro propio.

*****

La vida espiritual es la verdadera vida; todo lo demás es ilusión y engaño. Unicamente quienes están apegados tan sólo a Dios son verdaderamente libres. Solamente aquellos que viven de acuerdo con la luz más elevada viven en armonía. Todos los que actúan tras sus motivaciones más elevadas se convierten en una fuerza para el bien. No importa que otros se vean visiblemente afectados: los resultados nunca debieran buscarse ni desearse. Haz de saber que cada cosa correcta que hagas - cada buena palabra que digas - y cada pensamiento positivo que tengas - tiene un buen efecto.

*****

Unos cuantos encuentran la paz interior, mas no porque tratan y fallan, sino porque no tratan.

*****

No hay nada que pase por casualidad en nuestro universo. Todo es revelado de acuerdo con las leyes más elevadas - todo es regulado por el orden divino.

*****

Juzgar a otros no te servirá de nada y te dañará espiritualmente. Sólo cuando puedas inspirar a otros a que se juzguen a sí mismos, algo de valor se habrá logrado.

*****

Percibí que la vida totalmente centrada en uno mismo no vale la pena vivirla. Cuando lo que estás haciendo no beneficiará a otros además de ti, no vale la pena hacerlo.

*****

El camino Devoto es uno de los pocos preceptos sencillos que incluso un niño puede comprender. La verdad es simple - sólo que no es tan simple vivirla. Por consiguiente, la gente inmadura tiende a esconderse detrás de complicadas interpretaciones para evitar vivir la simple verdad.

*****

La humanidad tan sólo ha rasgado la superficie de su auténtico potencial. Cualquier persona puede enlazarse con la Corriente Divina a través del descubrimiento de la verdad de Jesús y de otros profetas, quienes nos enseñaron que el Reino de Dios está en nuestro interior.

*****

Si quieres enseñar a las personas, jóvenes o mayores, debes comenzar donde ellos estén: en su nivel de entendimiento - y emplear las palabras que ellos comprendan. Cuando hayas captado su atención, podrás conducirlos tan lejos como puedan ir. Si ves que ya están más allá de tu nivel de comprensión, deja que ellos te enseñen a ti. Puesto que los pasos en el avance espiritual ocurren en un orden muy variado, la mayoría de nosotros podemos enseñarnos mutuamente.

*****

La vida es una mezcla de éxitos y fracasos. Que seas alentado por los éxitos y fortalecido por los fracasos. Mientras jamás pierdas la fe en Dios, alcanzarás la victoria ante cualquier situación que puedas enfrentar.

*****

Cuando mires las cosas emocionalmente, no las verás claramente; cuando percibas las cosas espiritualmente, las comprenderás.

*****

Vive en el presente. Haz las cosas que necesiten hacerse. Haz todo el bien que puedas cada día. El futuro te será revelado.

*****

Hay muchas lecciones para aprenderse y balanzas para equilibrarse. Las leyes del universo no pueden alterarse para la conveniencia de uno. La humanidad debe aprender a aceptar todo lo que la vida ofrece como una experiencia de aprendizaje. Es por esta razón que la gente espiritualmente inmadura no puede ser alimentada por alguien más. El que busca debe caminar solo - con Dios.

*****

Si das tu vida como una oración, intensificas la oración más allá de toda medida.

*****

Aunque otros sientan lástima de ti, jamás sientas lástima de ti mismo: tiene un efecto mortal en tu bienestar espiritual. Reconoce todos los problemas, no importa cuan difíciles sean, como oportunidades de desarrollo espiritual, y saca el mayor provecho de estas oportunidades.

*****

Para alcanzar la paz interior debes auténticamente dar tu vida, no sólo tus pertenencias. Cuando al fin das tu vida - alineando tus creencias y la manera en que vives - entonces, y sólo entonces, puedes empezar a encontrar paz interior.

 

Capítulo Previo // Próximo Capítulo
Página inicial de Peregrina


revised 12/22/2001